Skip to main content

Si alguna vez has sentido un dolor intenso en el hombro después de una caída o un golpe, es posible que hayas experimentado una luxación de hombro. En este artículo, te explicaremos qué es una luxación de hombro de una manera simple y te daremos información sobre las causas y el tratamiento.

¿Qué es una luxación de hombro?

Una luxación de hombro ocurre cuando la «cabeza» redondeada de tu hueso del brazo (conocido como húmero) se sale de su «cavidad» en el omóplato. Esto puede causar un dolor inmenso y es más común de lo que piensas. De hecho, el hombro es la articulación que más suele desplazarse. Generalmente, el húmero se desplaza hacia adelante, lo que se llama una «luxación anterior,» aunque a veces también puede moverse hacia atrás o hacia abajo, lo que es menos común.

¿Por qué sucede?

La causa principal de una luxación de hombro suele ser un golpe o un traumatismo. Sin embargo, en algunos casos, simplemente un movimiento brusco y descontrolado puede provocar una luxación. No siempre necesitas un golpe fuerte para que esto ocurra.

Factores que pueden causar repetidas lesiones:

  • Deportes de lanzamiento: Los deportes como el béisbol o el balonmano pueden sobrecargar el hombro y aumentar el riesgo de lesiones.
  • Deportes de contacto: Los deportes donde hay golpes y caídas pueden aumentar las posibilidades de recurrencia de la lesión.
  • Flexibilidad excesiva de los ligamentos: Algunas personas tienen ligamentos más elásticos de lo normal.
  • Inestabilidad de la articulación glenohumeral: En algunas personas, la articulación del hombro se mueve de manera incontrolable, lo que facilita las recurrencias.
  • Edad: Las personas más jóvenes tienen más probabilidades de volver a tener una luxación.
  • Condiciones médicas adicionales, como la lesión de Hill-Sachs o fractura de troquiter.

Tratamiento de fisioterapia

El tratamiento de una luxación de hombro se divide en dos fases. La primera, puede durar hasta 3 semanas y se le llama la fase inflamatoria. En esta primera fase será imprescindible usar cabestrillo, realizar movimientos suaves de dedos, mano y codo y ejercicios suaves para mejorar el control del hombro. Además, se aplicará frío para reducir la inflamación.

En la segunda fase, comienza la terapia de ejercicios activos para fortalecer los músculos del hombro. Para ello, se trabajará la estabilidad y el control de la articulación. Además, se enfatizará la mejora de la percepción de la posición del hombro.

Con la terapia adecuada y siguiendo las pautas de tu fisioterapeuta, es posible recuperarse de una luxación de hombro y reducir el riesgo de futuras lesiones. Si alguna vez experimentas una luxación de hombro, busca atención médica para recibir el tratamiento adecuado y evitar complicaciones. Recuerda, tu salud es lo más importante.